Envíos gratis en pedidos mayores a 500 soles (Lima-Metropolitana)
TRABAJAR EN ÉPOCAS DE FRIO
La exposición a bajas temperaturas constituye un riesgo para la salud del trabajador.

Durante estos días, en nuestro país estamos sufriendo una OLA DE FRÍO bastante intensa, con mucha humedad, y una sensación térmica más baja aun, que en zonas alejadas es mucho más fuerte. Esta situación puede perjudicar la salud de los colaboradores que trabajan a la intemperie, por lo cual la selección de un adecuado EQUIPO DE PROTECCIÓN PERSONAL (EPP) es vital.

La exposición a temperaturas muy bajas causa consecuencias adversas para el rendimiento y la salud del trabajador: falta de confort térmico, disminución de la destreza manual, desgano, llegando a agravar los síntomas de enfermedades crónicas. Por eso para conservar el calor corporal es necesario utilizar la ropa protectora correcta, usando varias capas de ropa suelta.

Las extremidades y al cabeza tienen que estar debidamente protegidas con guantes, gorros y zapatos impermeables con buena tracción para evitar resbalones. Dependiendo del tipo de actividad a realizar es recomendable el empleo de mascarillas y tapones que protejan las vías respiratorias y los oídos. Debemos considerar los siguiente:

  • CAPAS DE ABRIGO: ante una gran exposición al frío, el colaborar debe cubrirse con ropa más abrigadora. Es recomendable usar varias capas de ropa, ya que así estaremos mejor aislados del frío, y el calor se mantendrá por más tiempo en nuestro cuerpo.

  • GUANTES: las manos deben estar muy bien cubiertas ya que, fácilmente se podrían agrietar o congelar.

  • GORRO: la cabeza es otra parte que merece la pena tener bien calentada. Por eso, los gorros de lana o las capuchas son ideales, y deben cubrir toda la cabeza y de ser posible también las orejas.  También existen gorros que disponen de un accesorio para cubrir parte de la cara o del cuello (para evitar resfríos o faringitis).

  • ZAPATOS: los pies es otra zona clave a mantener caliente. Unos buenos calcetines, así como botas impermeables, son muy recomendables ante las bajas temperaturas.


No obstante, debemos asegurarnos de que toda esta indumentaria no obstaculiza nuestros movimientos y que podemos desarrollar nuestras tareas con comodidad.

Además del aislamiento proporcionado por la ropa de trabajo hay que considerar el tiempo máximo de exposición al frío. Será necesario hacer pausas de recuperación y buscar refugio en zonas cálidas y con fuentes de producción de calor.

También, hay que estar atento a la ingesta de líquidos, preferentemente bebidas calientes como café o té, y evitar el alcohol ya que puede producir deshidrataciones.

TRABAJAR EN CONDICIONES DE EXPOSICIÓN A BAJAS TEMPERATURAS CONSTITUYE UN RIESGO PARA LA SALUD DEL TRABAJADOR. POR ELLO ES IMPORTANTE SEGUIR ESTOS CONSEJOS Y EXTREMAR LAS PRECAUCIONES.

Compartir


Conoce nuestros modelos de vestuario más adecuados para tus colaboradores, en la actual TEMPORADA DE FRÍO, yendo a nuestra GALERÍA DE PRODUCTOS.



RECOMENDACIONES PARA TRABAJADORES EXPUESTOS AL SOL
Esto es lo que deberías observar si haces trabajos bajo exposición solar.